UNAM desarrolla nueva resina

Integrantes del Laboratorio de Materiales Dentales de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Odontología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) desarrollaron una resina de restauración para dientes basada en materias primas creadas también en esta casa de estudios, la cual será transferida a la industria nacional a finales de este año.
Carlos Alvarez Gayosso, jefe de dicho espacio, explicó que gracias a la obtención de cinco elementos básicos, a partir de ácidos acrílicos y metacrílicos, ya no se depende de los fabricantes de resinas dentales del extranjero.
Además, no sólo tienen aplicación en odontología, sino en otros campos de la medicina, como la oftalmología, ya que uno de ellos, el dimetacrilato de uretano, sirve para fabricar lentes de contacto, adelantó.
Las materias primas mejoran la durabilidad de la restauración y su costo es mucho más bajo. Asimismo, dijo, se puede igualar al color de los dientes, debido a que contiene pigmentos con aditivos especiales.
Recordó que existen resinas de restauración con un costo que va de 800 hasta los 150 pesos. Se puede pensar que la más cara es mejor, pero hay evidencias científicas de que son de la misma calidad; la única diferencia es que las primeras incluyen el pago por uso de más mercadotecnia.
Alvarez Gayosso expuso que también mejora la contracción de polimerización, un fenómeno importante al momento de rehabilitar un diente cariado, ya sea anterior o posterior. Cuando se aplica el material en forma de masa chiclosa, se usa luz para lograr una reacción química que la endurezca y así tape el hueco. Sin embargo, cuando eso ocurre, la resina se hace más pequeña y jala las paredes de la pieza dental que, al poseer conductos nerviosos, provoca dolor, añadió.
Aunque los niveles de contracción van del 3 al 5 por ciento, hay pacientes que no soportan el malestar. El proceso de fraguado tarda de 20 a 40 segundos; luego se registran lentas reacciones químicas internas porque la resina va endureciendo. En el Laboratorio conducido por Alvarez Gayosso se ha determinado, usando un método propuesto por él, que la velocidad de contracción es entre 100 y 300 micras por minuto.
Con ello, la innovación de la FO supera una de las deficiencias de los tratamientos contra las caries, a la vez que demuestra que en México se hace investigación odontológica de primer nivel.
 
0
Su voto: Ninguno

Términos del Servicio | Política de Privacidad | Políticas de Contenido | ¿Quiénes somos?

Powered by Planeta Pro - La división social de Tesis OyS®