Realización de un poste-muñón

Presentamos el caso clínico de una mujer de 52 años de edad que acude a la consulta por una fractura horizontal en el primer premolar inferior izquierdo. En este diente había una corona de metal-porcelana con un atache extracoronario que conectaba, junto con otro atache en el diente 43, a una prótesis parcial removible inferior.


Figura 1

En la primera cita realizamos una exploración clínica y radiológica donde se observa un ensanchamiento del ligamento periodontal, provocado en su caso por una parafunción oclusal.  Confeccionamos nuestro plan de tratamiento y siguiendo el mismo realizamos la endodoncia del diente, mediante un sistema rotatorio y obturando el conducto radicular con Thermafil® (Fig. 1). Después de verificar que el resultado de nuestra endodoncia era predeciblemente bueno, en la siguiente consulta procedemos a la planificación y ejecución de nuestro tratamiento conservador. Dada la gran pérdida de tejido coronario, y una vez que hemos verificado que contamos con una altura de tejido dentario remanente de mas de 1 mm (ferrule) decidimos colocar un elemento retentivo, decantándonos en este caso por un poste de fibra. Empleamos el sistema de colación de postes y reconstrucción de muñones Core & Post System®, siguiendo los pasos que a continuación se describen:

  • Aislamiento del campo operatorio con dique de goma (Fig.2).
  • Retirada de la obturación provisional con una fresa redonda de tungsteno a baja velocidad.
  • A partir de la longitud de trabajo obtenida en la endodoncia, y visualizando la cantidad de raíz sustentada por hueso, determinamos la longitud del poste a colocar. Se elimina la gutapercha y el vástago de plástico del Thermafil con una fresa Largo® Peeso Reamer nº 1, a una velocidad no superior a 1200 rpm. La salida de gutapercha nos indica, en un primer momento que estamos trabajando en la dirección adecuada. Si notamos algún obstáculo no ejercer presión hacia el ápice. Con el contraángulo parado y la fresa en el interior del conducto sondeamos en qué orientación notamos menos resistencia, lo que indicaría que tenemos la punta sobre la gutapercha y por consiguiente la dirección adecuada. El método más seguro para saber que estamos posicionados correctamente es la realización de una radiografía periapical con la fresa en el interior del conducto (Fig. 3). La misma radiografía nos permite valorar si ya hemos alcanzado la longitud prevista, que ha debe ser al menos la mitad de la raíz sustentada por hueso. Debemos respetar siempre, como mínimo, 4mm de gutapercha para no comprometer el sellado apical. Observamos también el espacio mesio-distal ocupado por la fresa, que nos advierte  del grosor del poste a emplear de ello también nos informa el nº de punta Thermafil utilizado.
  • Colocamos un tope de goma en el taladro Easy Post a la longitud que hemos determinado (Fig. 4,5). Con éste no se realizarán movimientos de entrada-salida, ya que esto provocaría un ensanchamiento excesivo con la consiguiente holgura del poste.
  • El X·Post seleccionado se introduce en la raíz y marcamos la altura del futuro muñón, que debería ser de 1/3 de la longitud final del poste (Fig. 6). Se corta fuera de la boca con un disco diamantado y se limpia con alcohol.
  • Para retirar los restos que pudieran quedar dentro del conducto, introducimos un cepillo fino con el contraángulo a baja velocidad (Fig. 7).


Figura 2                                                                                      Figura 3


Figura 4                                                                                    Figura 5


Figura 6                                                                                    Figura 7


Figura 8                                                                                    Figura 9

  • En  la construcción del muñón vamos a usar como matriz un aro de cobre. Escogemos un diámetro que, sin calentarlo, al ejercer presión vertical sobre el diente (protegiéndonos con un rollo de algodón) abrace íntimamente su contorno y sea estable por si mismo. De esta manera hemos conseguido un compartimiento estanco, lo cual comprobamos al ver que el sangrado gingival  que provocamos no contamina la preparación (Fig.8,9).
  • Se graba el interior del conducto y superficie del diente durante 15 seg., con ácido ortofosfórico al 36% (Fig. 10). Lavamos con abundante agua y retiramos el exceso de humedad  con una punta de papel en el conducto y mediante aspiración en el muñón para no deshidratar la dentina. Mezclamos una gota de XP Bond con una de Self Cure Activator (Fig. 11), con el objetivo de tener una polimerización química garantizada en la zona más apical de nuestra preparación. A continuación impregnamos toda la superficie a adherir (Fig. 12) (dejar reposar 20 seg.). Con esta  mezcla también mojamos el poste. Introducimos una punta de papel en el conducto con el objetivo de evitar la formación de “charcos” del adhesivo que nos variarían la longitud de trabajo (Fig. 13). El solvente se elimina con un chorro de aire.

 


Figura 10                                                                                    Figura 11


Figura 12                                                                                    Figura 13

  • El Core X·flow se deposita directamente en el interior del conducto por medio de la fina cánula en que termina la punta mezcladora (fig. 14). Es importante colocar el material deslizando la punta de aplicación desde el ápice hasta la superficie coronal. De esta manera evitamos el atrapamiento de aire. Inmediatamente insertamos el poste y se polimeriza durante 20 seg (Fig. 15).  Se rellena el aro de cobre con el mismo material.  Aplicamos la luz, pero permitimos el auto-curado durante 3 minutos (Fig. 16).
  • El aro de cobre se retira realizando un corte vertical con una fresa en toda su altura. Finalmente se talla el muñón, y comprobamos una vez mas que quede un anillo de tejido dentario supragingival de 2mm libre de material restaurador (Fig. 17,18), que nos garantizará la retención de la corona que colocaremos en la otra fase del tratamiento.


Figura 14                                                                                    Figura 15


Figura 16                                                                                    Figura 17


Figura 18

 

Dr. Víctor Alonso de la Peña. Profesor Asociado de Odontología Integrada de adultos. Facultad de Medicina y Odontología. Universidad de Santiago de Compostela
Dr. Santiago Quintero Mahía. Práctica Privada. Santiago de Compostela

Fuente: 
dentsply
0
Su voto: Ninguno

Términos del Servicio | Política de Privacidad | Políticas de Contenido | ¿Quiénes somos?

Powered by Planeta Pro - La división social de Tesis OyS®