La pérdida de los dientes está relacionada con el ictus

La pérdida de los dientes está relacionada con el ictus
Los científicos consideran que los individuos con menos de 25 piezas dentales pueden tener un riesgo dos veces superior de padecer un ictus. El motivo no está en la pérdida de los dientes propiamente dicha, sino en las causas que la provocan, principalmente infecciones bacterianas. La pérdida de dientes comparte hasta doce factores de riesgo con los accidentes cerebrovasculares y las afecciones coronarias, entre ellos la edad, el consumo de tabaco y la situación socioeconómica.
 
Que las enfermedades periodontales y la pérdida de dientes estén relacionadas con el ictus puede parecer sorprendente, pero los autores de un estudio, publicado en la revista 'Stroke', señalan que estos datos no hacen más que reafirmar las sospechas que hasta ahora se tenían: la infección juega un papel fundamental en los accidentes cerebrovasculares. Este tipo de problemas dentales suele estar causado por infecciones de tipo bacteriano. 
 
Científicos de la Universidad de Harvard evaluaron a más de 41.000 profesionales americanos (médicos, veterinarios, farmacéuticos, podólogos) con edades comprendidas entre los 40 y los 75 años durante 12 años. Cada uno de los participantes respondió un cuestionario bianual sobre sus hábitos de salud, sus problemas cardiovasculares y otro tipo de enfermedades. Los resultados demostraron que aquellos con menos de 25 dientes tenían un 57% más de probabilidades de padecer un ictus frente a quienes mantenían entre 25 y 32 piezas de su dentadura. En el caso de que las piezas restantes fuesen menos de 16, el riesgo se elevaba hasta el 74%.
 
Mayor riesgo entre los no fumadores
 
El trabajo apunta otro resultado aún más sorprendente, «e inexplicable», la relación entre ambos factores fue superior en el caso de los sujetos no fumadores que entre quienes sí tenían este hábito. El tabaco es un factor de riesgo tanto para las enfermedades dentales como para las isquemias; sin embargo, estos resultados demuestran que la relación entre la pérdida de piezas dentales y el infarto no se debe exclusivamente al consumo de cigarrillos. Pese a ello los autores reconocen que aún no saben cuál es la causa por la que los no fumadores son más sensibles a esta relación. 
 
En la investigación también se descarta que esta relación causa-efecto pueda estar mediada de alguna manera por el tipo de dieta de cada individuo: «Pese a que es cierto que los sujetos que pierden los dientes comen menos fruta y verdura, los resultados evidencian que los factores dietéticos no juegan un papel importante en la asociación pérdida de dientes-isquemia», explica una de los autoras del trabajo, la doctora Kaumudi Joshipura. 
 
Las isquemias, el accidente cerebrovascular más frecuente, se producen cuando una de las arterias que llevan sangre al cerebro se bloquean. Pese a que en esta ocasión se ha empleado una muestra enorme de participantes, con un perfil muy homogéneo, los científicos consideran que sería prematuro aplicar las conclusiones obtenidas a la práctica clínica diaria. De momento, señalan, es necesario seguir trabajando para resolver las claves que se esconden detrás de esta relación.
 
0
Su voto: Ninguno

Términos del Servicio | Política de Privacidad | Políticas de Contenido | ¿Quiénes somos?

Powered by Planeta Pro - La división social de Tesis OyS®