La bioingeniería consigue reconstruir tejido bucal

Las enfermedades periodontales tienen una gran trascendencia sanitaria no sólo por su prevalencia (afectan a uno de cada dos adultos), sino porque de no recibir el tratamiento adecuado pueden comprometer al paciente cardiovascular, a los diabéticos y a las gestantes, según se ha expuesto en Madrid en el V Congreso Internacional de la Federación Europea de Periodoncia (Europerio5).
Dentro de la investigación sobre periodoncia, uno de los campos que está experimentando mayor desarrollo es la bioingeniería tisular. Mariano Sanz, presidente del comité organizador del congreso, ha enumerado los dispositivos en los que se está trabajando: matrices que transporten factores biológicos, que a su vez puedan reconstruir y regenerar tejidos, y materiales sobre los que puedan actuar estos factores biológicos de las matrices.
"En el campo de las matrices se investiga sobre todo las de tipo inorgánico (con colágeno e hidroxiapatita), que permiten un buen manejo quirúrgico y, además, liberar de forma controlada los factores biológicos". En cuanto a los materiales biológicos, no sólo se trabaja en el diseño de proteínas morfogenéticas de hueso que reconstruyan la masa ósea o que induzcan la formación de células osteoformadoras, sino que también se indaga en factores de crecimiento indiferenciados con los que actuar sobre los tejidos duros y que favorezcan la cicatrización de los tejidos blandos.
Finalmente, se estudia la obtención de líneas celulares, tanto epiteliales como epitelioconectivas: "Se desarrollan en el laboratorio a partir de células de donantes y luego se implantan en áreas que precisan reconstrucción, especialmente las de grandes proporciones articulares". Precisamente, el grupo de Pamela Yelick, del Instituto Forsyth, en Boston, ha logrado células madre dentales a partir de raíces dentarias de crías murinas (ver DM del 29-VI-2006).
Por el momento, las investigaciones se realizan con células madre adultas, indiferenciadas de estirpe conectiva, que permiten emplear factores biológicos y, a partir de las matrices, reconstruir de forma quirúrgica los tejidos.
"En el congreso se han presentado los primeros estudios sobre implantes dentales que actúan también como matrices con factores de crecimiento; la superficie del implante es al mismo tiempo un suministro controlado de factores de crecimiento con el que se podría lograr una estabilidad del implante más rápida y tratar defectos óseos a partir de la reconstrucción de hueso alrededor de los implantes".
Las indicaciones de estos procedimientos abarcarían defectos de los maxilares y del tejido blando. "Las infecciones bucales crónicas producen una gran destrucción tanto de tejido blando como de hueso, y esto limita nuestra capacidad para reponer piezas dentales, porque, aunque seamos capaces de colocar la prótesis, hay que reconstruir los tejidos para que la morfología y el aspecto de los maxilares sean adecuados".
La reconstrucción de dientes en el laboratorio es otro de los retos perseguidos: "Probablemente se conseguirá, aunque a largo plazo; ahora se estudian los genes direccionales que permiten a partir de cultivos utilizar la información genética para desarrollar tejidos dentarios adultos".
Periodontitis y obesidad
La relación entre enfermedad cardiovascular y periodontitis ya estaba documentada, pero hay trabajos que van más allá y sitúan la salud bucal en el corazón mismo de la salud cardiovascular. "En el ámbito anglosajón empieza a oírse entre los consejos cardiosaludables ya conocidos (alimentación, ejercicio) el de la higiene dental", ha indicado Blas Noguerol, presidente de la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración (SEPA). Además, nuevos estudios resaltan el doble vínculo entre periodontitis y diabetes, y con la obesidad. "Un alto índice de masa corporal eleva el riesgo de periodontitis, pero la infección se traduce también en niveles altos de marcadores de alteración metabólica como la interleucina 1 (IL-1) y el factor de necrosis tumoral", ha explicado Mariano Sanz. En cuanto a la diabetes, "una buena salud bucal contribuye a mejorar el manejo de la diabetes", según Julián Galván, vicepresidente de la SEPA; de hecho, hay estudios que señalan que el tratamiento de la periodontitis puede reducir los niveles de hemoglobina glicosilada.

 

Fuente: 
cirugia-maxilofacial.diariomedico.com
0
Su voto: Ninguno

Términos del Servicio | Política de Privacidad | Políticas de Contenido | ¿Quiénes somos?

Powered by Planeta Pro - La división social de Tesis OyS®