Demuestran la relación entre la patología cardiovascular y la enfermedad periodontal

El trabajo presentado por el grupo de la Universidad de Michigan, coordinado por el Doctor Walter Loesche, muestra los mecanismos por los que la enfermedad periodontal contribuye a la patología cardiovascular. La investigación se planteó porque en los últimos años se han realizado muchos estudios que indicaban la existencia de esta relación y no se habían logrado localizar los mecanismos de dicha relación. 

 
Según Loesche, que ha presentado los resultados en la Reunión Anual de la Asociación Americana para el Avance de las Ciencias, que se celebra en California, Estados Unidos, "es muy probable que las bacterias que se desarrollan en la boca o los productos que se desprenden de ella durante la enfermedad periodontal se desplacen a través de la corriente sanguínea por otras partes del organismo, donde pueden producir el daño de los vasos sanguíneos". 
 
En el trabajo de la Universidad de Michigan se ha visto que los pacientes con enfermedad arterial coronaria tienen niveles elevados de determinado tipo de bacteria periodontal. "Dicha bacteria contiene lipopolisacáridos, toxinas que dañan el organismo cuando son liberadas en él". 
 
 
Factor von Willebrand 
 
Loesche señala que los lipopolisacáridos son capaces de dañar las células de los vasos sanguíneos, algo que se puede valorar por la liberación del factor Von Willebrand. "Hemos visto que los niveles de dicha sustancia están elevados en los sujetos con enfermedad periodontal. Todo ello sugiere que los lipopolisacáridos producidos por las bacterias periodontales se desplazan por la corriente sanguínea hasta la pared de los vasos, donde causan el daño". Los investigadores señalan que parece existir una relación similar con las proteínas de respuesta en fase aguda, como la proteína C reactiva. Un trabajo de la Universidad de Harvard, en Boston, ha encontrado que la presencia de niveles elevados de la proteína C reactiva es un factor predictivo de infarto en sujetos con enfermedad cardiovascular. "Esto es muy interesante, ya que otros trabajos han detectado que los pacientes con enfermedad periodontal también tienen estos niveles incrementados y que dichos valores descienden cuando se trata la enfermedad periodontal". 
 
Los expertos advierten por último que el consumo de tabaco puede aumentar la cantidad de bacterias en la boca y, de esta forma, hacer más fácil que perjudique a los vasos sanguíneos. "Aunque nos queda mucho por hacer antes de saber cómo se relacionan exactamente estas dos patologías, lo interesante es que la patología periodontal se puede tratar. De esta forma, algún día se podría prevenir el infarto y el ictus simplemente mediante una correcta higiene oral". 
 
 
Diabetes 
 
Otro trabajo de la Universidad de Michigan ha relacionado la enfermedad periodontal con la diabetes. "Las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de enfermedad periodontal y ésta provoca un empeoramiento de la diabetes", señala el coordinador George W. Taylor. La diabetes produce problemas de control de glucosa, lo que incrementa el riesgo de complicaciones, como problemas de visión, daños nerviosos, problemas renales o cardiovasculares. 
 
El estudio epidemiológico indica que los enfermos con más patología periodontal tienen una probabilidad seis veces mayor de tener un pobre control glicémico que los que sufren menos problemas en la cavidad oral. El grupo de Taylor analizó los datos de un grupo de pacientes con diabetes tipo 2 y comprobó que su probabilidad de padecer patología periodontal era mayor que la de los sujetos que no la padecían. 
 
Fuente: 
Rafael Pérez Ybarra
0
Su voto: Ninguno

Términos del Servicio | Política de Privacidad | Políticas de Contenido | ¿Quiénes somos?

Powered by Planeta Pro - La división social de Tesis OyS®