El cepillo de dientes, el invento más imprescindible en Estados Unidos

Puestos a elegir el invento más imprescindible, los estadounidentes han apostado por una rudimentaria tecnología, cuyos orígenes se remontan nada menos que al siglo XV: el cepillo de dientes.
 
El Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) acaba de hacer públicos los resultados de una inusitada encuesta, a partir de una peculiar pregunta: «¿Sin cuál de estos cinco inventos no podría usted vivir?». Las opciones eran cinco y el cepillo de dientes se impuso, por este orden, sobre el automóvil, el ordenador, el teléfono móvil y el horno microondas.
 
El cepillo triunfó prácticamente por igual entre los entrevistados adultos (42%) que entre los adolescentes (34%), aunque el coche anduvo bastante cerca, por encima de la franja del 30%. Curiosamente el ordenador conquistó tan sólo a un 6% de la población adulta (frente al 16% entre los imberbes). El móvil y el microondas se quedaron muy a la zaga de los otros inventos.
 
La encuesta, en la que participaron más de 1.442 estadounidenses de todas las edades, forma parte del programa anual de la MIT y la Fundación Lemelson para medir y promover el interés de los jóvenes por la invenciones.
 
La mayor parte de los encuestados coincidieron en destacar el cepillo de dientes como «un gran paso en la mejora de la calidad de vida». Los adultos, y en menor medida los adolescentes, consideran que las grandes innovaciones de las últimas décadas (como son el ordenador y el teléfono móvil) son absolutamente «prescindibles» en comparación con el gran invento que suplantó en su día al mondadientes.
Merton Flemings, director del programa Lemelson-MIT, alabó el interés de los más jóvenes por las tecnologías más básicas, de las que dijo «que son la raíz de todas las invenciones».
 
Jóvenes inventores
 
La encuesta sirvió también para medir el interés de los adolescentes por las invenciones: el 44% de los chicos y el 27% de las chicas afirmaron tener en mente «una gran idea para un invento único».
 
Entre los chavales, la perspectiva de ser «un famoso inventor» (pretensión del 19%) quedó segunda ante el sueño de ser «un popular atleta» (al que aspiraban el 42%), pero por delante de ser «un famoso actor» (18%), «un músico famoso» (16%) o el presidente de Estados Unidos (13%).
 
Entre las muchachas entrevistadas, la profesión de inventora fue la quinta entre las preferencias y última en el mismo ranking (10%), detrás del más espinoso oficio de presidenta del Gobierno (17%) y muy lejos del de «famosa actriz» (32%).
 
0
Su voto: Ninguno

Términos del Servicio | Política de Privacidad | Políticas de Contenido | ¿Quiénes somos?

Powered by Planeta Pro - La división social de Tesis OyS®