El 90% de la población mundial sufre de caries

El doctor Fernando Fuentes, director de la Escuela de Odontología de la Universidad San Sebastián (USS), tiene 26 años de experiencia como cirujano dentista. Quisimos conversar con este especialista en Periodoncia para que nos orientara sobre las enfermedades bucales más frecuentes. Aunque estos problemas no suelen hablarse abiertamente son más comunes de lo que se piensa, ya que afectan tanto a hombres como a mujeres y niños. Aquí, su opinión al respecto.

 
 
¿Qué problemas de salud bucal son más comunes?
 
En primer lugar, las caries dentales, las que después del resfrío común, es la enfermedad que más afecta al ser humano en el mundo (90% de la población). Esta enfermedad infecciosa transmisible, destruye los tejidos dentales duros con los ácidos producidos por los depósitos microbianos adheridos al diente. En esta dolencia influyen aspectos tales como bacterias, alimentación, susceptibilidad de la persona, tiempo, etc.
 
También están las enfermedades de las encías (enfermedades periodontales), que provocan la caída de los dientes en el 80% de la población.
 
Por último, está la inflamación de las estructuras de soporte del diente (encías, ligamentos y hueso) causada por la agresión y avance de diferentes bacterias hacia los tejidos. Las enfermedades a las encías, por tratarse de infecciones crónicas que están en la boca, alteran al organismo en general, por lo que hay relación entre estas patologías y partos prematuros, niños de bajo peso al nacer, diabetes, enfermedades cardíacas, etc.
 
¿Cómo detectar una enfermedad de las encías?
 
Ocurren a cualquier edad, pero es más común en los adultos. Al detectarlas en su primera etapa puede revertirse. Se debe consultar al odontólogo si observa alguno de los siguientes síntomas:
 
- Las encías están más rojas, inflamadas o sensibles.
 
- Sangran las encías al cepillarse o al utilizar la seda dental.
 
- Los dientes parecen ser más largos porque las encías se han recogido (retraído).
 
- La mordida se siente rara y/o hay cambios en el modo en que cierran los dientes.
 
- Posible salida de pus entre los dientes y las encías.
 
- Presencia de mal aliento y/o mal sabor en la boca.
 
¿Cómo se previenen estas enfermedades?
 
Tanto para las caries como para las enfermedades a las encías, una dieta sana y equilibrada, hábitos domésticos de aseo y control profesional periódico, son la mejor garantía para conservar los dientes toda la vida.
 
En el caso de las enfermedades a las encías, es absolutamente recomendable visitar al odontólogo periódicamente y someterse a higienizaciones bucales profesionales mínimo cada 6 meses. Toda persona que tenga antecedentes familiares de enfermedades a las encías o que haya padecido alguna de estas afecciones, debe ser higienizada profesionalmente, de manera periódica (cada 3 ó 4 meses, se trata de la llamada terapia de mantenimiento periodontal).
 
¿Quiénes son más propensos a estas patologías?
 
Todos somos propensos a las caries dentales en la medida en que tengamos una dieta inadecuada, especialmente rica en hidratos de carbono. Sin embargo, hay componentes de carácter genético y hereditario, que hacen a las personas tener una mayor susceptibilidad.
 
Las enfermedades de las encías tienen un componente genético de gran importancia. Es importante saber si los progenitores han padecido o no de estas patologías, ya que eso aumenta las probabilidades de sufrir una dolencia de este tipo. La buena higiene, los hábitos de limpieza bucal, el tabaquismo y la diabetes, también inciden.
0
Su voto: Ninguno

Términos del Servicio | Política de Privacidad | Políticas de Contenido | ¿Quiénes somos?

Powered by Planeta Pro - La división social de Tesis OyS®